Avisar de contenido inadecuado

Detenerse para avanzar

{
}

Dime: ¿cuántas escenas de tu vida crees que podrías recordar? ¿Cientos? ¿Miles? ¿Tal vez una sola con claridad?

¿Crees que podrías acordarte de la primera? ¿Crees que podrías recordar tu nacimiento?

Si así fuera y pudieras saber de dónde vienes, ¿crees que podrías saber adónde vas?

En apariencia, saber adónde vas simplificaría las cosas. Te permitiría trazar una línea recta desde dónde estás hasta el lugar al que quieres ir pero entonces, ¿qué pasaría con las curvas? ¿Cómo sería tu vida sin ellas?

Una vida lineal, trazada en línea recta de principio a fin no parecería lo más adecuado. En una recta sin fin, uno se relaja, descubre que no necesita estar muy atento al camino y por eso viaja sin tener conciencia de su viaje. Todos los lugares que atraviesa forman parte de una sola recta a la que deja de prestar atención porque sabe que le lleva sin desvíos ni aparentes dificultades al lugar deseado al que podría llegar hasta dormido, olvidando que dormido no se llega a ninguna parte.

Para llegar a alguna parte es bueno saber adónde se va pero sobre todo hay que tener conciencia del camino porque cada paso que damos abre la puerta del siguiente y en cada paso vive la semilla de lo que nos sucederá mañana.

Eso significa que somos los arquitectos de nuestra propia vida puesto que la diseñamos paso a paso, momento a momento, minuto a minuto y ese es un privilegio que, lejos de disfrutarlo, acaba pesándonos.

Tener que conducir nuestra propia vida muchas veces nos agobia pero lo que nos pesa es tener que decidir adónde la llevamos, por dónde pasamos, en qué lugares nos detenemos, a qué lugares acudimos y cuáles otros no vamos a visitar. Cuántas veces hemos deseado que alguien nos llevara, que decidiera por nosotros, para no arriesgar, para no equivocarnos, para no sentirnos responsables de lo que sucede en nuestras vidas, representando así el papel del actor que se dedica a interpretar el guión diseñado por otro.

Pero, ¿quién podría diseñar nuestra propia vida mejor que nosotros mismos?

Con excepción de Dios (ampliando este término más allá del Dios católico y refiriéndose por tanto al Dios de las distintas religiones del mundo), está claro que, además de Él, nadie mejor que cada uno de nosotros para diseñar nuestra propia vida.

Con ese fin, a cada uno de nosotros se nos ha otorgado el don más preciado, que es el libre albedrío, la capacidad de elegir, la cual se mantiene a lo largo de toda nuestra vida, la usemos o no.

Si se nos ha concedido este don sagrado es para que lo utilicemos en nuestras vidas, dado que cada uno de nosotros somos la persona más apropiada para decidir acerca de nuestra propia vida y, aunque estamos naturalmente capacitados para utilizarla en armonía con las leyes del Universo, muchas veces vivimos escondidos porque tenemos miedo a dirigirla y a vivirla.

Seguramente por esta razón buscamos la comodidad de la línea recta porque nos lleva sin tener que pensar ni decidir y así, sin alternativas ni cruces de caminos, seguimos por inercia sin darnos cuenta de que esa recta ya ni siquiera es nuestra  puesto que no la estamos construyendo paso a paso.

Es una recta construida por otros que ya está ahí para que la sigamos sin cuestionarnos nada en el trayecto, porque es una recta perfecta o al menos eso es lo que nos dicen los expertos que la construyeron.

Es una recta perfecta, es cómoda y sin baches, y seguramente por eso tiene tanto tráfico. Nos proporciona una gran seguridad, al fin y al cabo si todos van por esta recta debe ser sin duda el mejor camino.

Y la pregunta es: ¿qué te pasa a ti? ¿Qué haces en una carretera que no es tuya?

Sabrás que es tuya cuando además de tener tu propia recta, ésta se halle embellecida por tus propias curvas y tus baches, puesto que las dificultades están ahí para ayudarte a avanzar.

Es precisamente, por que te permiten detenerte por lo que las dificultades te permiten avanzar.

Y por eso te pregunto: ¿cómo es tu propia recta? ¿cómo sería tu vida sin curvas ni baches?

Las curvas y los baches disminuyen nuestra velocidad, invitándonos en algunas ocasiones a detenernos.

Y está claro que a veces hay que detenerse para avanzar por el camino adecuado.

Cuando encuentras tu propio camino, el tráfico desaparece.

{
}
{
}

Comentarios Detenerse para avanzar

hola jóse.
interesante escrito. me ha encantado¡¡¡
no sabes lo que se te echa de menos por aquí¡¡¡¡
mil besos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Todo lo que transmites es de manera magistral José, sabes?, siempre he dicho que, por algo pasan las cosas, soy de las personas que piensa que cada individuo tiene aquí y hoy una misión, un destino trazado, pero, también se llega a él tomando nuestras propias decisiones, nadie está hecho para que su camino fracase, nosotros hacemos esa diferencia....de ahí el libre albedrío como tú dices....

Solo teniendo el enfoque correcto, actuando con fé y de buena manera, nuestro trayecto llegará a su fin con éxito....primero que nada escuchando lo que nuestro interior nos dice...sin ponernos máscaras ni tratar de ser lo que no somos...de no ir acorde a nuestra esencia...

Cada quién tiene su recta y debemos aprender que no siempre el mismo camino es el mejor para todos....ni tampoco por muy diferente que sea el camino de todos los demás...será ese el que nos guiará de manera feliz a la meta....

Besos José..
Hola Marlen:

Me alegra que te haya gustado esta reflexión.

Lo cierto es que cada uno tiene su propia recta, adornada con  sus propias curvas y baches.

Al igual que tu rosa cada uno tenemos nuestro lugar en el jardín de la vida y el camino seguramente es encontrarlo para llegar a ocuparlo.

Mil besos también para tí,

Jose
Hola Triki:

En pocas palabras has descrito lo que en mi opinión es el camino hacia uno mismo.

Si cada ser humano caminara el suyo propio sin entrometerse en el camino de los demás, permitiendo que éstos encuentren el suyo por sí mismos, la humnanidad encontraría un equilibrio entre el dar y el recibir.

Que eso no esté ocurriendo o que creamos que probablemente no vaya a ocurrir, no tiene porque retirarnos de intentar poner nuestro granito de arena viviendo auténticamente nuestro propio camino.

Un placer disfrutar de tus comentarios que siempre enriquecen y aportan otra mirada a mis reflexiones.

Un beso para nuestra mejicanita,

Jose
Hola Jose¡¡
Correcto e incorrecto
curvas y rectas¡¡
Efectivamente,,,,,,,
Una persona muuuuy cansada de caminar por curvas y rectas,,,,mirando arriba y mirando abajo,,,de derecha a izquierda,,,se paró en su camino y muuuuuu cabread@,,,,,habló con Dios y le dijo...
Y AHORA QUEEEEEE,,,,
Y Dios le dijo,,,,,,hij@,,,,,,descansa y ponte el GPS,,,,, ;-) ,,,,
Un divertidoabrazo     Spirit,,, :-) :-D
Anónimo 21/07/2008 a las 22:57
Hola Spirit:

Cuando Dios creó el mundo no había GPS.

Si hubiera existido, quizá Eva no habría distinguido un árbol de otro, ante la falta de placas identificativas de sus respectivos nombres.

En ese caso, quizá Adán se habría comido una pera en lugar de una manzana y........de haber sido así, ¿dónde estaríamos tú y yo?

¿Quién habría ecrito tu comentario y quién lo estaría contestando?

Bueno Spirit.....salgo un momento a comprar un GPS para que nos eche una mano.

O mejor...nos la jugamos sin GPS y así nos sorprenden curvas y baches en nuestra propia recta.

Gracias por tu buen humor y lástima que sin GPS no pueda encontrarte para invitarte a una copa.

Que los abrazos divertidos nos acompañen siempre,

Jose

 
Ay mi josé querido, como te haces extrañar pero cuando llegas es como un bálsamo que reconforta la vida, mira que precisamente hoy escribi, y en postdata digo que te voy a hacer un conjuro para que aparezcas en broma claro y me doy cuenta que el mejor conjuro es el pensamiento, digamos que siguiendo con la ley de la atracción uno atrae aquello en que piensa y como yo te pienso tu apareces jajajajajaja, de tanto escribir me estoy enloqueciendo, no mentiras mi josé muy cuerda que estoy, bueno con respecto a tu escrito estoy precisamente en esa disyuntiva entre parar o seguir, soltar para progresar pero se y entiendo que la unica que tiene que decidir soy yo, asi que esto me llegó como anillo al dedo.
me resta decirte que este es un espacio maravilloso y doy gracias a Dios porque me ha permitido ser yo, quitarme máscaras y ser más libre y conocer gente como tú, no tienes planes de viajar a colombia? a ver si tengo el placer de conocerte, pero no me digas que algún día porque a los planes hay que colocarles plazo porque algún día puede ser nunca, asi que dime, bueno que rico encontrarte, te quiero mucho mi jose. mil besossssssssssss y abrazos .
juana07 juana 22/07/2008 a las 02:22
Hola Juana:

No sé si por Ley de Atracción o por tu conjuro pero lo cierto es que aparecí sin más.

Quién ha dicho que un corazón como el tuyo necesite adornarse con máscaras, si por muchas que te pongas siempre asomará tu corazón para regalarnos su calidez y dulzura.

¿Para qué esconderlo si mostrándote como eres nos regalas también tu luz?

Buena pregunta la del viaje a Colombia. Un angelito me dijo que estabas organizando un encuentro de blogeros para el año próximo en Colombia, y ese podría ser un buen momento para disfrutar del placer de conocernos.

Besos y abrazos también para tí,

Jose
:-) :-D ....
El GPS,,,se inventó para mi,,,,me pierdo en la esquina de mi casa ;-) ,,,
 De las copass¡¡¡¡ soy mala compañia ,,solo bebo cocacola ,,,sin hilo y sin limón,,,mu soso,,,¿no?,,,,pero bueno,,,,,tamos cerca,,,,,ya nos encontraremos,,,,30 kms.
Y las manzanas y las peras,,,,si creo que habria sido muy aburrido,,,,
Y me gusta muchisimo reir,,,,el buen humor es MI -G-P-S-
Por como ecribes,,,,si creo que me reiria mucho,,,gracias Jose...
Abrazoamigo....Spirit
Anónimo 22/07/2008 a las 13:33
Mi josé tu apareces poco, asi que hay que aprovechar para comentarte, y leerte muchas veces para que no se le olvide a uno todo lo maravilloso que dices y atraerte y atraerte para que no te desconectes, jajajajaja, que viva obolog por existir y permitir conocer gente tan maravilloso, bueno y con respecto a si no se de el encuentro vente para colombia en el 2009 dime que si, vale, mil besos para ti cuidate te quiero un resto.
juana07 juana 23/07/2008 a las 06:30
Cuando afirmo algo me gusta estar seguro.

Con respecto a ese viaje del 2009, está demasiado lejos todavía para que pueda afirmar ni negar nada.

Lo cierto es que me gusta vivir sin planificar las cosas porque las mejores suceden de forma inesperada.

Así que dejemos un espacio a la vida para que se manifieste respecto de ese viaje o de cualquier otro porque el mundo es tan ancho que, mientras mucha gente anda buscándose sin encontrarse, los que tienen que encontrarse simplemente se encuentran.

Yo también te quiero un resto,

Tu Jose
Hola! Buscando información sobre escuelas de coaching les encontré.
Junto a mi socio vamos a realizar un par de cursos de coaching ejecutivo y directivo en la Escuela de Coaching TISOC (www.tisoc21sl.com) y me gustaría saber si la conocen o disponen de referencias.
Les agradecería su respuesta, gracias de antemano.
Un cordial saludo.
Xavier Miralles Xavier Miralles 24/07/2008 a las 12:29
Estoy de acuerdo contigo Duhamel. Cuando no tomamos decisiones son ellas las que nos toman a nosotros. La pasividad no paraliza lo que se mueve a nuestro alrededor.

Un abrazo,

Jose
Hola Jose buscando por la web me encontre con tu texto, y me viene muy bien de punto de refrencia y disparador para un performance, lo utilizaremos, como motivacion para obtener ideas, para hacer una obra que relate el detenerse, a mirar, osea a vivir, a ver una pintura, a comer , a estar en nuestro cotidiano, no lo leeremos en publico ni lo publicaremos, solo es de uso motivador para las artistas, asi que gracias, escribes muy bien, y esto ha sido muy adecuado para mi trabajo gracias de nuevo.
alegria alegria 06/03/2010 a las 16:07
Gracias a ti Alegría.

Las palabras, como tantas otras cosas, son fruto de la inspiración y tienen a su vez el poder de inspirar.

Me alegra ver que cumplen su función.

Un abrazo,

Jose

¡Oeaohoo! detenerme un instante, es interesante.
Veamos, a la primera pregunta de tan interesante texto diré que con 51 años de edad, algo más de 1.000.000 situaciones, las cuales si bien siempre están en constante movimiento o cambio,  puedo detenerlas y estudiarlas, es decir, estudiarme in situ.
Por ejemplo, y sin esfuerzo alguno puedo sitiarme en un momento del tiempo (Agosto de 1957) y sentirme, verme o auto percibirme en un estado para nada distinto al actual. Obvio, aún no nacía físicamente y mi vida aún no vivida, era un holograma, todavía no algo real, pero ocurrió que por un sacudón instantáneo desperté a la conciencia de mi mismo, como en los sueños. Ese es la primera escena que hay en mi recuerdo. Quize acordarme de algo más real sobre mí, pero me fué imposible y lo sigue siendo, pero ya no tanto. Desde esa primer inspiración de conciencia no volví a perderla nunca jamás. Quiero decir, que me volví consciente del proceso del nacimiento desde la perspectiva de una conciencia adulta testigo. Experimenté la formación de los tejidos de lo físico fetal, la salida del bebé del vientre de mi madre transitoria, el despertar del niño que fuí, del puber, del adolescente, del joven, del adulto. Llegué por fin al punto del origen y todavía me esfuerzo por recordar la divinidad que soy. Trascendí las religiones, la fe también, hice de mi conciencia ciencia de descubrimientos.
Ya sé ahora que vengo de poseer una conciencia menor y voy hacia la conquista de una conciencia mayor. La conciencia menor es la de la piedra, la conciencia mayor no la descubro todavía más que en pequeños grados. Fui como una planta que sintió, fuí como un animal que sintió, fuí como un ser humano que sintió, todo en su grado. Quiero decir, ya experimenté cuatro reinos, así que se imaginan soy un individuo del 5º Reino que recién lo comienza a experimentar. Ni más que una piedra ni menos que un Dios, simplemente soy lo que voy siendo en la medida de mis propios fracasos y éxitos (mérito).
La curvatura del espacio y del tiempo y la conciencia, hacen que todo lo que uno es en el círculo no-se-pasa, pueda ser conocido. Cuando pase aquella tangente que tengo en la punta de la lengua de mi conciencia, me comunicaré con ustedes a través de ustedes mismos, siendo uno con ustedes y viviendo lo que viven ustedes, porque ustedes son yo mismo tratando de recordar quienes somos.

El amor que siento es por nosotros y nosotros somos Todos, Todo. Detenerse para avanzar es eficiente.
Gracias Rolman.

Interesantísima aportación.

Ni más que una piedra ni menos que un Dios o tal vez Dios dentro de la mismísima piedra para ser sí misma dentro de ella misma.

Además, la piedra tiene que ser lanzada para avanzar y que mejor que la mano de Dios a través del hombre para hacerlo siempre que éste actúe en plena consciencia de sus actos.

Y es que a veces hay que detenerse para avanzar.

Jose

la vida es una mierda, un asco, una frustración, una perra , muy zorra ke se empeña en ke todo nos salga mal, 
da dolores de cabeza, lloros, rabietas........
la vida debería ser norma,l sin baches ni curvas !!!!!!
siempre te pasa lo ke no esperas, y casi al 90% es lo ke no kieres ke nunca ocurra
kndo piensas ke las cosas no pueden ir mal, iran peor.Murphy tenia razón!!!!!!!!!
ASCO DE TODOOOO !!!!
MARIA LOPEZ MARIA LOPEZ 26/01/2011 a las 06:05
María,

Con mi máximo respeto y aceptación sobre la forma en que ves la vida, yo tan sólo querría ofrecerte una visión distinta.

La vida es tan solo un espacio al que llegamos para hacer nuestro propio recorrido de manera que accedemos a ella para vivir nuestras propias experiencias.

La vida no podría vivirse a si misma y por eso ha de ser necesariamente un espacio vacío que podamos llenar con nuestras vidas.

Es tan imposible que la vida sea responsable de todo lo que nos pasa como de que lo seamos nosotros pues hay sucesos que parecen ser independientes de nuestro actuar, si bien de alguna forma consciente o inconsciente siempre tenemos que ver con lo que nos pasa.

Desconozco los motivos de tu desencuentro con la vida pero muchas veces los opuestos están simplemente para encontrarse de manera que un desencuentro puede ser la puerta para acceder a un nuevo encuentro.

Es eso justamente lo que te deseo, que tu alejamiento de la vida te acerque a ella, desde una nueva mirada porque lo mismo no es lo mismo si puede ser visto de forma distinta.

Ojalá que tu mirada de la vida encuentre otro ángulo, y para ello creo que deberás mirar a la vida contigo dentro y no desde fuera porque haciéndolo desde fuera no puedes mirarte en relación con lo que te sucede.

Y tal vez por eso, la vida tenga para ti esa única y exclusiva responsabilidad acerca de lo que te pasa que aún no has podido compartir con ella.

Te deseo de corazón, lo mejor.

Jose
Gran escrito, mejor persona....
Te quiero
PD: "La sonrisa es la única curva que todo lo endereza"
La niña de las estrellas La niña de las estrellas 30/09/2016 a las 16:55

Deja tu comentario Detenerse para avanzar

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre