Avisar de contenido inadecuado

El futuro puede cambiar el pasado

{
}

Si miras hacia atrás sentirás seguramente que hubo algún momento anterior de tu vida que te hubiera gustado cambiar.

Es posible que algo de lo que dijiste o te dijeron, que hiciste o que dejaste de hacer, tuviera una consecuencia totalmente contraria a la que te hubiera gustado.

Si además ese hecho fue importante, probablemente pienses que de haber sucedido de otra forma tu vida hubiera podido ser diferente.

Si sufriste, si pasaste dolor, también es posible que hubieras dado entonces todo lo que poseías si te hubieran otorgado el poder de parar el tiempo, para así intervenir en él y cambiar lo que sucedió.

Podrías incluso pensar si después de escuchar aquella frase para la que no estabas preparado, y antes de decir la siguiente que trajo la que vino después, ojalá hubieras podido detener el tiempo para saber que decir o que hacer. Si antes de actuar como actuaste hubieras podido detener el tiempo para averiguar de que otra forma podías hacerlo, ¿habrían cambiado las cosas? ¿serían hoy distintas de cómo fueron?

Mi respuesta es NO. En mi opinión, para que las cosas hubieran cambiado en aquel momento, tendrías que poder ser distinto de quiénes eras entonces.

En aquel momento eras quién eras. Tenías una determinada manera de ver el mundo, de interpretar las cosas que sucedían a tu alrededor. Eras lo que eran entonces tus creencias, tus juicios, tus opiniones, tus miedos, tu particular mirada de la realidad, y aunque hubieras podido parar el tiempo nada de lo que eras en aquel momento podía cambiar por lo que tampoco hubieras podido cambiar lo que sucedió.

Deteniendo el tiempo quizá hubieras podido cambiar una frase o una acción concreta, pero sin poder cambiar quién eras en aquel instante la siguiente frase o acción habría nacido de las mismas creencias, juicios, opiniones o miedos que tenías en aquel momento y por tanto nada habrías podido cambiar.

Entonces, ¿cómo cambiar las cosas?

Para cambiar el exterior hay que cambiar el interior.

Tan solo si nos permitimos observarnos y cuestionarnos a nosotros mismos podemos transformar aquello que no que queremos que permanezca en nosotros, y transformando en nuestro interior aquellas creencias, juicios, opiniones o miedos que nos llevaron a equivocarnos en el pasado podremos cambiar no sólo una frase o acción concreta sino todo un comportamiento exterior que en su día falló.

Y que hay mejor que equivocarse, que perder algo o a alguien importante, para preguntarnos, ¿qué tengo yo que ver con lo que me sucede?

Si lo que me va mal siempre tiene una causa exterior a mí, si sólo me reconozco en lo que va bien en mi vida, nunca podré tomar conciencia de lo que me falta. Y sin conciencia de lo que me falta no hay nada que cambiar, todo está bien para mí aunque nada ocupe su lugar.

Entonces, ¿quién soy yo que no me permito equivocarme?

Si no puedo equivocarme tampoco puedo aprender, y quién no aprende no avanza y al no avanzar nada cambia, porque quién no avanza en realidad retrocede.

Quién se permite un proceso interior de cambio vive su propia alquimia y ve en sus errores las mejores lecciones de su vida. Y es porque las ve y porque se las permite a sí mismo por lo que su interior cambia y transforma el exterior.

En ocasiones, la transformación es tan grande que la vida nos regala una segunda oportunidad en aquel lugar del camino en el que un día nos atascamos.

Cuando eso ocurre hemos utilizado el futuro para cambiar el pasado. Ya veis: no hace falta detener el tiempo, basta con saber aprovecharlo.

Y es que para ser quién eres hoy, primero tuviste que ser quién fuiste.

{
}
{
}

Comentarios El futuro puede cambiar el pasado

Muy interesante como siempre tu post José!!
Nos haces falta en el blog!!
no te vayas tanto!!
En lo personal me ha servido de mucho leer esto...todos los días se aprende algo nuevo y tienes toda la razón!!!
muchos besos para ti y espero verte más seguido por acá!!!
Triki.
Ay mi José porque te pierdes tanto, como anhelaba leerte, que alegría volver a saber de ti, mira entre a msn, y triki, me dijo ya escribió tu josé, fue tanta la emoción que pasaba y pasaba las hojas esperando ver y te encontré que inmensa alegría, ahora si voy a leer y te dejo mi comentario. te quiero un resto juana.
juana07 juana 16/06/2008 a las 02:03
Que buen escrito, para cambiar el exterior partimos de nuestro interior, porque estamos en un proceso de aprendizaje continuo, en el que cada día avanzamos nunca nos detenemos por más que así lo veamos, prueba de ello es la forma como empecé a escribir ahora siento que me he soltado mucho más y poco a poco he encontrado mi estilo y reconozco el estilo de los demás y pues he despertado más aún mi sensibilidad y por eso aunque se que uno no debe apegarse soy de las que añoro y siempre estoy pendiente de los demás, y siempre te espero y esperaré tus escritos así se demoren mil años, con el cariño de siempre juana. un besote muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. te agregue a mi msn, y nunca te veo en linea ni nada?.
juana07 juana 16/06/2008 a las 02:13
de nuevo antes de irme hoy me agrado enormemente verte sin verte, jajajaj, espero no parecer intensa, es solo producto de la emoción, y aprovechar este espacio para dejarte mi sentimiento hacia ti de admiración y de querer que estes más seguido por aqui hay personajes muy interesantes, cuidate y te quiero mucho mucho mi jose.
juana07 juana 16/06/2008 a las 02:48
El error es un proceso necesario,,,
Doy las gracias por las veces que así me ocurrió,,,
Soy lo que soy ,,,por el error y sobretodo ....
Por saber deshacer esos nudos, que con tanto apego estoy cogida....
Y qué alegría descubrir,,lo inocente de todo el proceso....
Un Abrazo,,,y gracias
Hola Triki:

Si estamos presentes, si nos lo permitimos, todos los días se aprende algo nuevo.

¿Para qué no exponernos en lo personal? ¿Qué hay más próximo a uno mismo que lo personal?

Trataré de no espaciarme tanto aunque cuando uno marcha empieza a regresar.

Un beso,

Jose
Hola Juana:

He estado un poco perdido, tan solo un poco como ves, pero lo cierto es que siempre regreso. Es un irse para volver.

En cuanto a tu sensibilidad, me encanta saber que alguien que la tiene tan despierta como tú se permita abrirla todavía más sin ponerse límites.

Está claro que te has soltado mucho más y que te dejas llevar por lo que sientes, lo cual contiene la magia de la espontaneidad cuyo único límite nace en la frontera del respeto a los demás.

Agradezco tus palabras que sé que te salen del corazón aunque no me siento merecedor de lo que dices ver en mí.

Mi admiración por tu sinceridad, espontaneidad y sensibilidad.

Yo también te quiero un resto.

Tú Jose
Gracias Eclipse por tu comentario.

Cuando descubrimos lo inocente de todo el proceso, también descubrimos lo necesario que ha sido para nosotros y es entonces cuando damos las gracias por perder lo que hemos perdido para ganar lo que hemos ganado.

En cierto modo, perder y ganar son lo mismo.

Un abrazo y gracias a ti por enriquecernos con tu comentario,

Jose
Muy interesante Josep tu reflexion y coincido completamente con ella, ademas, evolucionando interioriormente y con un objetivo claro, el futuro puede ser como realmente queremos que sea y no como el "azar" nos lo acabe presentando.
saludos
David
Aprende Coaching Aprende Coaching 16/06/2008 a las 11:02
El azar descansa en la incertidumbre, y la incertidumbre es un espacio de absoluta potencialidad para sumergirnos en él y bucear a dónde queramos ir.

Gracias por tu comentario,

Jose
Es excelente tu reflexión, Jose!!
Yo cada vez estoy más convencido:las decisiones que tomamos en el pasado, o incluso en el presente, fueron y son perfectas, porque en esos momentos eramos quienes eramos y hacíamos lo que hacíamos. Es cierto que a posteriori podemos percibirlo como que hicimos algo no adecuado, pero lo más seguro es que fue adecuado en su momento, por eso lo elegimos asi. Y somos libres de replanterarnos luego nuestras elecciones tantas veces como queramos, aprender y quizás cambiarlas si asi lo estimamos. Todo estará bien. Pero como tu dices, todo eso viene de de un proceso interior de cambio. Para mi esto es indiscutible e incuestionable y lo has expresado de una manera muy didáctica, sencilla y sobre todo con el corazón.

Un fuerte abrazo
Jose,,,es como lleno y vacio :-P ;-)
Eso,,,eso,,eslo que siento yo,,,Saltar,  bucear,y fluir,, buenos conceptos....
Ahí es donde está el reequilibrio,en la aceptación y alineamiento,,,no hay mas.
Y por mucho que se diga" el agua no pasa dos veces por el mismo lugar,,,,jajaja sirve ,,,pues para eso,,, ;-) auto-observación,,aceptación y alineamiento,,,,,,jo....ya me enrroye ¬¬U
:-) :-D :-)
Esta que sigue sin dudas fue la frase con la que mas me identifique entre todas,"Si sufriste, si pasaste dolor, también es posible que hubieras dado entonces todo lo que poseías si te hubieran otorgado el poder de parar el tiempo, para así intervenir en él y cambiar lo que sucedió." muchas cosas pasan a lo large de nuestras vidas que cuando nos permitimos un stop queremos cambiar o deeamos haber podido desde reaccinar hasta respirar iferente, todoinfluye a que las consecuenciade nuestros actos sean o no como son y hagan un desenlace al que solo vemos ante un stop q nos permitimos. YO cambiaria mchas cosas si pudiera parar el tiempo, pero y si no me gustara mi vida con esos cambios? y si asi perdiera todo lo que hoy amo. POR ESO, creo que lo mejor es APRENDER aprender de los errores qu vemos cuando paramos, cuando nos miramos para adentro y vemos reflejado todo hacia afuera.
de los errores se aprede... o se hacen menos dolorosos las caidas por los intentos.
cariños argentinos... yeka
yeka Yeka 16/06/2008 a las 17:22
Un placer recibir tus comentarios Craven.

Coincido con lo que dices, y en cuanto a nuestra percepción a posteriori como inadecuado de algo que en su día nos pareció adecuado, me atrevo a añadir lo siguiente: aunque lo que hiciéramos pudiera no ser adecuado ni siquiera en su momento, lo cierto es que de alguna forma lo fué porque de no haber sucedido lo que sucedió no habría surgido la lección a aprender.

Y sin aprendizaje no hay cambio, y sin cambio las relaciones, las personas y ciertas cosas perecen.

Un fuerte abrazo también para tí,

Jose
Hola Eclipse:

Que importante la auto-observación. Si la dificultad que veo con facilidad en el otro pudiera verla de igual forma dentro de mí; si pudiera reconocerme y amarme de igual forma en mi defecto y en mi virtud, en mi oscuridad y mi luz, quizá...sólo quizá podría aceptarme mejor y en consecuencia aceptar a los demás como son.

Si así fuera, muchas cosas serían distintas y quizá nosotros también. 

Avanzar se hace duro a veces pero quizá por eso adquiere valor.

Gracias y un abrazo,

Jose
Hola Yeka:

Lo que pasó ya pasó y hoy no sería lo que es si no hubiera sucedido aquéllo.

Por tanto, debermos reconocer el valor de un aprendizaje que quizá sin aquéllo no habría existido, y es curioso observar como cuánto más grande ha sido la pérdida que hemos tenido más grande ha sido el regalo que nos ha traído de vuelta.

Esa es la razón por la que hemos llegado a agradecer el haber perdido, especialmente cuando hemos visto que tuvimos que ver con ese perder.

Ahí van mis cariños españoles para tus bonitos cariños argentinos.

Gracias,

Jose
la verdad es que todo lo que sucede es por algo. Quizás en el momento no lo ves así, pero el paso del tiempo siempre te hace recordar y darte cuenta que si no hubiera sucedido, nop habrías aprendido nada.

Yo ahora me doy cuenta que incluso de la persona más injusta o egoísta, y que te haga llorar y sufrir...si no aprendes nada es porque te centras en ese sufrimiento, pero cuando sales dices...cuanto agradezco todo lo que me ha enseñado.

No se puede cambiar nada, hay que abrir los brazos a todo.

Bss.
anna anna 16/06/2008 a las 18:27
¡Por fin conocí al José de Juana! que gusto encontrarte en la oblogosfera.
La verdad es que son muy interesantes tus escritos, como para irlos disfrutando poco a poquito, saboreándo cada palabra y no solo eso, sino que aplicándola a la vida diaria. Tu filosofía de vida me va gustando.

Un abrazo y ten  por seguro que serás desde ya uno de mis escritores favoritos.
aylave Tere 16/06/2008 a las 18:42
Hola Duhamel:

Una vez más estamos de acuerdo.

El futuro se construye desde el presente y es desde lo que actuamos en cada momento presente por lo que el futuro puede cambiar el pasado.

Y por eso, si no hubiera sucedido lo que sucedió hoy no seríamos quiénes somos. 

Me alegra haberte sorprendido aunque mi "tempo" de escritura en estos últimos meses ha contribuido a darte esta sorpresa.

Un abrazo muy fuerte,

Jose
Es cierto Anna, todo sucede por y para algo.

Si nos quedamos tan solo en el sufrimiento, si no somos capaces de ver más allá de él, no podemos aprender la lección que allí se contiene y es por eso que no podemos agradecerla.

Una buena lección es un gran regalo y seguramente, en muchas ocasiones, el regalo es mejor que aquéllo que se perdió en el camino.

Cuando no es así, cuando sentimos que lo que perdimos supera cualquier regalo, es bueno agradecer lo recibido y aplicarlo en lo que nos resta de viaje.

¿Quién sabe? Quizá el mejor regalo esté aún por llegar.

Un beso,

Jose
AYYYY JOSE UN PLACER TENERTE DE NUEVO AQUI..... TE VAS Y REGRESAS CON MAS FUERZA... ESO ES MUY BUENO....


SABES ESTOY FELIZ POR JUANA..... LE HACES TANTO BIEN.... AL IGUAL QUE A MI...

 MUY CIERTO... NO SE PUEDE REGRESAR EL TIEMPO Y CAMBIAR O MODIFICAR LO QUE NO NOS HA SALIDO BIEN... PERO PARA QUE REGRESAR SI PODEMOS EN NUESTRO PRESENTE HACER ALGO PARA REPARAR  EL DANIO?????..... ERRAR ES ALGO IMPOSIBLE DE EVITAR... HACER ALGO PARA REPARAR EL DANIO DE ESE DESACIERTO MUY POSIBLE... SOLO BASTA CON QUERER HACERLO Y DAR EL PASO.... NO CREES???

UN BESO MI JOSE
Hola Aylave:

Me alegro de que te haya gustado la filosofía de vida que se contiene en mis escritos.

En mi opinión, la vida es mucho más satisfactoria y plena cuando aprendemos a vivirla sin peso. La responsabilidad no es una mochila con la que hay que cargar sino la habilidad para dar respuesta a todo aquello que nos sucede.

Cuando vivimos ligeros, todo se hace más sencillo y podemos llegar a sentir la sensación de volar.

En definitiva, tenemos que aprender a desaprender.

Un abrazo,

Jose
No hay que intentar cambiar el pasado, ahí que aprender de el.

Besos
luzdeluna Luz 16/06/2008 a las 20:06
me alegra volver a sentir tus palabras en esta casa que es la nuestra, porque además me ha gustado mucho tu analisis de como somos, quienes y porqué.
De lo que nos influyen nuestros actos del pasado,en el presente, es que nos enseña a cometer menos errores en el presente y corregir alguno de los ya vividos, pero de nada nos serviria parar el tiempo si no pudieramos revivirlo, pues no tendriamos enseñanza que corregir. sigue con nosotros te echabamos de menos.besitos
Hoy una buena amiga me decía,,,lo duro que se le hace mirar a algunas personas a los ojos,,por lo vacío.
Sí,,,en cierta medida,,avanzar en ocasiones es como dar un paso y que se te quede el pié enganchado al suelo,,,por mas que lo intentas, está clavado ,,,parado,,,petrificado,,,,,
:-) Tengo una buena noticia. Cuando personas anónimas te enseñan sobre la vida,,,. da igual quien sea,,,ESE ES EL REGALO.En ese instante sabes que valio la pena los errores.......ahí estan reflejados con toda su luz para que te des cuenta,,,,
Gracias,,,Un abrazo y nanit
Eclipse, qué bonito lo último que has dicho.
anna anna 16/06/2008 a las 23:25
Hola Anna,,,,
gracias wapa,,,y tiernoabrazo para tí
Hola Werita:

Me alegra tenerte de nuevo aquí.

Has añadido un tema importante a la reflexión al hablar de la conveniencia de reparar el daño causado en el pasado.

En mi opinión, esta cuestión suele requerir su tiempo. Es muy habitual que el que causa  daño a otro con su acción no pueda verlo en un principio, absorto como está en el daño que siente haber recibido del otro.

Por tanto, hasta que el que causó daño comprenda y acepte lo que sucedió no podrá plantearse reparar un daño que no ve que causó.

Cuando eso ocurre, una vez comprendido y aceptado, el que causó daño querrá accionar para repararlo y pedir perdón, y será importante que el que sufrió el daño sepa perdonar y aceptar dicha reparación.

Cuando el amor entre los seres humanos es auténtico, lo serán también el perdón y su aceptación.

Gracias  por enriquecer la reflexión.

Un beso,

Jose
Hola Luzdeluna:

No podemos cambiar el pasado porque al instante siguiente ya no existe.

Pero lo que sí es posible es que el aprendizaje que nos regaló ese pasado pueda transformar nuestro futuro.

Y cuando lo transformamos en el futuro, evitamos que ese pasado nos vuelva de nuevo a buscar.

Un beso,

Jose
Hola Eclipse:

Cuando algo que no esperamos llega lo recibimos como un regalo.

Cuando formamos parte de un regalo somos felices.

Y cuando somos felices, todo está bien.

Un beso,

Jose

Deja tu comentario El futuro puede cambiar el pasado

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre